Convergencias y divergencias de las candidaturas en descentralización

Las cinco candidaturas presidenciales con mayor intención de voto en las encuestas llegaron a debatir sus propuestas para municipios y regiones a la Universidad Alberto Hurtado invitados por el programa Integral de Descentralización (PID). Hubo Convergencia en la relevancia de esta agenda, en complementar el apoyo a los municipios con un mayor rol de las regiones y programas diversos para superar las graves brechas territoriales: niveles de pobreza en el centro sur, rezago estructural de la Araucanía con baja respuesta estatal, conectividad y movilidad, especialidades médicas y capital humano avanzado.

Sobre el empoderamiento regional,  los representantes de los comandos reiteraron en su retórica que apoyarán la elección de gobernadores regionales, por lo cual  se espera se vote entre primera y segunda vuelta para evitar la “corrupción programática” con la cual se ha diferido este proceso básico de democratización por dos décadas. La ley avanza en el Senado al destrabarse el proyecto de traspaso de competencias. Todo indica que quedará para el 2020 dicha elección (ecualizándose con los COREs en el 2024) y que el 2022 entrará en vigencia el sistema en el cual las regiones piden competencias adicionales específicas a las que les traspasen  de oficio a sus nuevas divisiones (transporte, desarrollo social, fomento y gobernanza metropolitana).

La ley de rentas regionales y de responsabilidad fiscal quedará para el próximo gobierno y será clave  los debates de la segunda vuelta. No se descarta, por su relevancia, que eventualmente el Gobierno mande la prometida ley que complementa el ABC de toda descentralización (autoridades electas, potestades competenciales y rentas por ley), debido a la clara diferencia en este punto en el debate de la UAH: la candidatura de Piñera no menciona instrumento alguno de mayor recaudación fiscal para los territorios, por el contrario, su representante, Mauricio Cisternas, abogó por franquicias tributarias a las empresas que inviertan en plazas, pavimentos o equipamientos comunitarios.

La ley avanza en el Senado al destrabarse el proyecto de traspaso de competencias. Todo indica que quedará para el 2020 dicha elección (ecualizándose con los COREs en el 2024) y que el 2022 entrará en vigencia el sistema en el cual las regiones piden competencias adicionales específicas a las que les traspasen  de oficio a sus nuevas divisiones (transporte, desarrollo social, fomento y gobernanza metropolitana).

A diferencia de dicho foco, las cuatro candidaturas de centro-izquierda, abogaron por un giro a mayor poder regional en modelos de desarrollo con  por mayor tributación de las empresas extractivistas y otras en las regiones, además de  nuevo marco presupuestario para los municipios como gobierno locales,  propusieron institucionalizar el apoyo a zonas rezagadas como fonos de convergencia estructural para la equidad territorial (como lo propuso la Comisión para la Descentralización 2014). Estos fueron énfasis de Guillier, Goic y Meo, mientras el representante de Beatriz Sánchez enfatizó la participación vinculante para los planes de desarrollo. Las principales propuestas por Candidaturas fueron:

 Sebastián Piñera (Mauricio Cisterna): Foco municipalista

Desafío de mejorar servicios municipales, aceptar elecciones de gobernadores con poder planificador y asignador de recursos (no ejecutor, lo que corresponde a los municipios),  otorgar 100% de asignación crítica a profesionales para concurrir a municipios rezagados, posibilidad de remoción de autoridades regionales por grave incumplimiento (homologándolo a lo que ocurre con Alcaldes por notable abandono de deberes), crear un Fondo de Formación para el Desarrollo Local  y otorgar franquicias y exenciones tributarias cuando las empresas inviertan en zonas vulnerables (sin explicitar si esto es incompatible con las obligaciones que tienen las  constructoras según la ley). Trenes de cercanías en ciudades grandes.

Carolina Goic (Esteban  Szmulewicz): solidaridad estructural con zonas rezagadas

Propone avanzar en Fondo de Convergencia y Ley para las zonas rezagadas (en pilotaje fecundo en esta administración  en Coquimbo y en centro sur). Añade ampliar el Servicio país de manera permanente como sistema de apoyo a comunas pobres y aisladas para contar con profesionales. Retoma idea de consorcios de desarrollo para fomento e innovación en alianzas universidades –regiones. Propone convergencia también en infraestructura ferroviaria hacia regiones y ampliar para categoría internacional los aeropuertos de Antofagasta, Concepción y Punta Arenas como mega apuesta de flujo turístico.

Alejandro Guillier (Ismael Toloza): las grandes empresas deben pagar en los territorios

Su comando asume que se requieren recursos adicionales para superar la “desigualdad por el lugar en que se nace”, citando los buenos casos de Canadá y Japón con el concepto de igualdad horizontal para apoyar la Convergencia de servicios y estándares en todos los territorios. Promueve los contratos Región-Nación, el fin del tope al pago de patentes comerciales que hoy subsidia a las grandes empresas y afecta a los municipios, junto a la exigencia de  pago a las grandes empresas en los territorios donde extraen recursos naturales (mineras, forestales, pesqueras, eléctricas, portuarias). Apoyo la idea de cambio de nombre en la Araucanía y estatuto de región autónoma plurinacional.

Marco Enríquez-Ominami (Daniel Flores): Federalismo Moderado y Apoyo a Comisión 2014

Anunció que hacían suyo el Informe de la Comisión Presidencial para la Descentralización 2014 en sus cinco componentes: Fiscalidad, competencias, rentas, capital humano y participación sustantiva. La propuesta la llaman de federalismo moderado sin miedo a los niveles de autonomía local, regional e indígena. Promueve el voto programático y lograr un 25% de descentralización fiscal  (hoy sólo el 16% del gasto público) en cuatro años.

Beatriz Sánchez (Marcelo Vera): Participación Vinculante y Más Solidaridad

El foco lo ponen en hacer vinculante la participación para lograr que los modelos de desarrollo que cada comuna y región deseen se puedan materializar en planes de ordenamiento territorial y políticas públicas territoriales reales. Se hace mención a buscar mayor equidad en las ciudades bajando la brecha de 1 a 8 que existe en ingreso municipal per cápita (Lo Espejo versus Vitacura, por ejemplo). También se propicia la iniciativa popular de ley y simplificar plebiscitos y consultas.

Por ESTEBAN VALENZUELA

Fuente: El Mostrador

Comments are closed.