DESARROLLO TERRITORIAL EN LA AGENDA PÚBLICA

BANDERAS-CHILENASLas movilizaciones ciudadanas territoriales de Magallanes, Aysén, Coronel, La Ligua, Freirina o Calama, han contribuido sustantivamente a que el tema del desarrollo territorial empiece a ser tomado en cuenta en nuestra agenda pública.

Recientemente se han presentado propuestas para un “Chile descentralizado: más desarrollo, más democracia” (“95 Propuestas para un Chile Mejor”, Grupo Res-Publica Chile, mayo 2013,);  para un “Chile Descentralizado y Desarrollado” (IDER-CONAREDE, junio 2013), y para una “Nueva Agenda Regional” (RIMISP, julio 2013). Antes, se habían conocido, entre otras, “Descentralización en Chile, una trayectoria posible” (CSP-UCH), y “Desarrollo Territorial en Chile. Oportunidad para un mejor desarrollo” (Red DETE-Chile).

Todas ellas corresponden a propuestas de políticas públicas, elaboradas transversalmente por grupos de trabajo suprapartidarios. Se encuentran dirigidas a la clase política y decisores, y entre ellas tienen coincidencias estratégicas sustantivas. Estas coincidencias, de primer nivel, pueden estar expresando relevantes, emergentes y potentes nuevos acuerdos nacionales en estas materias.

Coinciden en que la descentralización es un medio para un desarrollo territorialmente equilibrado, y éste una condición para reducir nuestras desigualdades y, con ello, hacer sustentable nuestra economía y profundizar nuestra democracia. Destacan también que la descentralización es imprescindible, pero no suficiente; ya que adicionalmente se requiere desarrollar capacidades y competencias territoriales, junto a una política nacional de cohesión o inclusión social.

Del mismo modo, confluyen en la idea de que nuestro desarrollo económico y democrático se estancará o se tornará insostenible, si no se asume como prioridad nacional estratégica una verdadera descentralización territorial que permita el surgimiento de otro, y mejor, desarrollo. Esta tarea sin bien debe asumirse con un horizonte temporal de mediano y largo plazo, debe iniciarse con urgencia.

De ahí que las propuestas han sido o están siendo presentadas a las diferentes candidaturas presidenciales, para que sean consideradas por ellas; así como difundiéndolas entre la ciudadanía interesada, para que ésta impulse a las candidaturas a considerarlas.

En el artículo “Proposiciones específicas para un desarrollo territorial eficaz” destacamos aquellas en que las diversas propuestas coinciden ampliamente.

Éstas, u otras iniciativas similares, podrían constituir parte de un acuerdo o pacto nacional por un desarrollo más inclusivo y territorialmente más equilibrado, el que pueda y deba ser asumido y realizado durante las próximas administraciones de gobierno, e iniciado en el que elijamos para el período 2014-2018.

Y nosotros, ciudadanos y ciudadanas, podemos ayudar a nuestras candidatas y candidatos a que asuman compromisos en este sentido y, a quienes resulten electos, a que los cumplan.

 

Deja un comentario