DECLARACION Movimiento por la Defensa del Agua, la Tierra y el Medio Ambiente (MODATIMA)

Provincia de Petorca, Región de Valparaíso

El movimiento de defensa por el acceso al Agua, la Tierra y la protección del Medio Ambiente, MODATIMA de la provincia de Petorca, ha visibilizado el conflicto de las aguas, concurriendo durante el año 2011 en tres ocasiones a la comisión de Derechos Humanos de la cámara de Diputados, a prestar testimonio acerca de los delitos de usurpación de aguas que políticos y empresarios inescrupulosos cometen en los ríos Ligua y Petorca, ríos declarados agotados el año 2004 y 1997 respectivamente. Los días 8 de Agosto del 2011, y 9 de Febrero del 2012, los dirigentes del MODATIMA asistimos a la comisión investigadora para el delito de usurpación de aguas y áridos en los ríos del país, entregando todos los antecedentes que confirman el robo de aguas, a pesar de todos los esfuerzos realizados el robo de aguas continúa ante la permisividad de las instituciones encargadas de fiscalizar el uso de los recursos hídricos.

A propósito de todo lo anterior sostenemos:

 

  1. El agua es patrimonio común de la humanidad y la naturaleza, el agua es un bien común, y su acceso y uso deben estar bajo gestión pública.

 

  1. El agua es esencial para la vida, y como tal constituye un derecho humano básico, en este sentido es esencial que se proteja su calidad y disponibilidad para las comunidades humanas y la conservación de los ecosistemas.

 

  1. El agua no es, ni puede continuar siendo una mercancía, el agua es un bien de uso y servicio público, por tanto no debe continuar privatizada, ni dejada al arbitrio de las especulaciones del mercado, o del afán de lucro.

 

  1. Los derechos de agua concedidos por el Estado están amparados por las garantías constitucionales respecto del derecho de propiedad. Proponemos modificar la constitución, y por ende derogar el Código de aguas vigente, para que sea el Estado quien tenga el dominio absoluto de todas las aguas continentales de la Nación. El Estado debe ser el responsable de la administración y asignación de los recursos hídricos.

 

  1. La gestión de las aguas en Chile se caracteriza por una fuerte dispersión de las funciones del Estado. Proponemos que la Dirección General de Aguas, como órgano del Estado a cargo de la gestión del agua, sea dotado de mayores competencias y recursos técnicos y humanos. Para hacer eficiente sus funciones de administración y fiscalización de los recursos hídricos, la Dirección General de Aguas debe transformarse en la autoridad hídrica que el país requiere, y no estar subordinada al Ministerio de Obras Públicas, ya que esto limita su autonomía y gestión.

 

  1. Sostenemos que es fundamental derogar los derechos de aprovechamiento de aguas concedidos en forma provisional, en cuencas previamente declaradas agotadas.

 

  1. En la asignación de los recursos hídricos, proponemos incluir criterios de proporcionalidad con la superficie a regar, sustentabilidad ambiental, equidad en el acceso y eficiencia en el uso.

 

  1. Proponemos que la ley 18.450 de fomento a la inversión de obras de riego y drenaje, y de la cual se han beneficiado grandes empresas para tecnificar sus sistemas de riego, sea reformada para incluir criterios de acceso de acuerdo a las capacidades de uso de los suelos de cultivo.

 

  1. Es fundamental restaurar los caudales ecológicos en los ríos de Chile, para estos efectos, y donde exista disponibilidad de recursos hídricos, proponemos transformar derechos de agua subterráneos en aguas superficiales, lo que implica por parte del Estado revocar y otorgar derechos. Del mismo modo, no se puede continuar concediendo derechos de aprovechamiento de aguas en cuencas declaradas agotadas o en restricción.

 

  1. Proponemos incluir criterios de transparencia e información pública sobre el Estado actual y la disponibilidad de aguas superficiales y subterráneas.

 

  1. Proponemos recuperar los servicios de agua potable y saneamiento bajo propiedad nacional pública, incluyendo diversos modelos de gestión.

 

  1. La Asamblea General de Naciones Unidas Celebrada el 28 de Julio del año 2010, señaló que el acceso a las Aguas era un Derecho Humano esencial, en Chile los que usurpan agua, cometen delitos de lesa humanidad, por esta razón los que roban agua deben recibir por parte del Estado sanciones reales y efectivas, hoy no es posible que el delito de usurpación de aguas continúe en la más absoluta impunidad.

Finalmente sostenemos que es fundamental asegurar constitucionalmente la soberanía nacional sobre nuestros recursos hídricos y los derechos de las comunidades locales sobre el uso y manejo del agua, impidiendo su enajenación y mercantilización.

 

¡A RECUPERAR EL AGUA PARA LOS CHILEN@S!

 

MODATIMA

 

Deja un comentario