Llaman a informarse y postular a las becas de estudios de pregrado

Las becas estatales disponibles para 2012 aumentaron en 110 mil, lo que da un total de 280 mil. A esto se suma la oferta de las instituciones privadas, que ascienden a 100 mil.
Margherita Cordano A fines del año 2010, Francisco Pardo -en ese entonces alumno de cuarto medio del colegio Santa Rosa de Lo Barnechea-, tenía una sola idea en mente: mantener su buen promedio, obtener más de 600 puntos en la PSU y entrar a estudiar una carrera en ingeniería. Si bien sus notas le pronosticaban un buen desempeño, era poco lo que Francisco sabía acerca del financiamiento para costearse una carrera.

“Estaba seguro de que sin ayuda no podía pagar, pero estaba perdido en cuanto al tema. No tenía idea de cuáles eran los pasos a seguir ni dónde postular a alguna beca”.

El caso de Francisco es uno de muchos. Según datos publicados en abril por el Centro de Estudios de Políticas y Prácticas en Educación (Ceppe), un 72% de los alumnos más vulnerables del país no se informa acerca de las becas u opciones de financiamiento para acceder a la educación superior.

La cifra se vuelve especialmente preocupante si se considera que la cantidad de becas ofrecidas por el Estado sigue creciendo. Este año -y tras aprobarse a fines de noviembre el presupuesto de Educación- son 110 mil las becas que se agregan a las disponibles en el proceso 2011.

“Los jóvenes se rinden durante su enseñanza media. Saben que no tienen la plata para financiar una carrera, pero no averiguan ni investigan nada. En Chile no existe la cultura de beca”, explica Guillermo Barros, director ejecutivo de la Fundación Por Una Carrera.

Alertados por el alto número de estudiantes secundarios que desaprovechaban las alternativas para financiar sus estudios superiores, hace tres años nació la Fundación Por Una Carrera con la misión de recopilar y dar a conocer información sobre las distintas opciones existentes en el país. Para eso, crearon un sitio web que funciona como buscador (www.porunacarrera.cl), donde cada postulante puede identificar las becas -estatales o privadas- que mejor se adaptan a sus necesidades.

Fue a través de este sitio que Francisco Pardo conoció la beca Bicentenario, la que finalmente le permitió entrar a estudiar a la Universidad Federico Santa María.

Durante el proceso 2011, año en que Francisco postuló a la universidad, el total de becas estatales disponibles fue de 170 mil. Un año después -y tras un incremento de 300 millones de dólares en el presupuesto asignado- el número subió a 280 mil becas.

“Con las 110 mil becas adicionales vamos a disponer de 680 millones de dólares. Eso representa un 87% de aumento de recursos en estas becas que avanzan sobre la gratuidad de los aranceles en educación superior”, dice Juan José Ugarte, jefe de Educación Superior del Mineduc. El incremento permite que, a diferencia de otros años, las becas estatales no se limiten a personas de los dos primeros quintiles y se incorpore a postulantes del tercer quintil.

“Hasta 2011 asignábamos becas a los alumnos que tuvieran en su grupo familiar un per cápita de 102 mil pesos, esto es del orden de los 400 mil pesos en una familia con cuatro miembros. Para 2012 vamos a entregar becas a las familias con un per cápita de 168 mil pesos. Con el cálculo de cuatro personas, estamos acercándonos a los 700 mil de ingreso en un grupo familiar promedio”, indica Ugarte.

A pesar de las mejoras, en el Mineduc tienen claro que gran parte de la tarea tiene que ver con expandir el llamado a informarse. “Hay que hacer cada vez mayores esfuerzos en términos de información. Hemos realizado insertos, spots televisivos y presencia en las radios, lo que apunta a que todo postulante maneje la información necesaria para el programa de beneficios. En algunos casos, esto hace la diferencia entre ingresar o no a estudiar”, dice el jefe de Educación Superior.

La opción privada

El llamado a informarse no sólo se aplica a los beneficios estatales. Las universidades, institutos profesionales y centros de formación técnica también cuentan con alternativas de financiamiento propias, las que en su mayoría complementan a las gubernamentales.

A ellas se suman las que ofrecen algunas municipalidades, corporaciones, fundaciones, empresas y bancos, entre otros organismos. En total, y según los datos entregados por la Fundación Por Una Carrera, serían cerca de 100 mil las becas privadas que se agregan a las ofrecidas por el Estado.

“Cerca de una cuarta parte de ellas se está perdiendo. La desinformación y la desesperanza son una mezcla que tenemos que erradicar ya. Con más información hay más esperanza. Los requisitos para las becas generalmente no son altos ni difíciles de alcanzar, pero si en segundo medio dejaste de estudiar porque pensabas que nunca ibas a llegar a la universidad, es imposible tener el promedio de notas como para acceder a una beca”, agrega Guillermo Barros.

Por lo general, cada institución plantea sus requisitos a través de sus sitios web. En el caso del financiamiento estatal, se pide tener más de 550 puntos promedios en la PSU para entrar a la universidad; 5,5 de promedio en enseñanza media para los institutos profesionales y un 5,0 para los centros de formación técnica.

Hoy vence el plazo para postularHasta las 18:00 horas de hoy es el plazo para postular a las becas y créditos 2012 que ofrece el Ministerio de Educación. Quienes quieran hacerlo deben ingresar sus datos en la página web www.becasycreditos.cl.

Si bien en un principio el ritmo de postulaciones se mostró más bajo que en años anteriores, finalmente se espera que sean alrededor de 255 mil las personas que se inscriban para recibir algún beneficio.

“El año pasado postularon 240 mil. Estimamos que con este llamado hacia el tercer quintil se llenen los 255 mil. Lo que queremos es que los estudiantes se informen, se inscriban y que, ante la duda, sepan que siempre es mejor postular a los beneficios. No hay perjuicio en ingresar a la plataforma y completar los datos”, explica el director de la División de Educación Superior, Juan José Ugarte. Las cinco principales becas que entrega el Estado son la Bicentenario, Nuevo Milenio, Juan Gómez Millas, la de Excelencia Académica y la Beca Vocación de Profesor.

En cifras74% de la juventud argumenta que la principal razón por la que no ingresa a la educación superior es porque carece de los recursos suficientes para hacerlo (Encuesta 2009 del Injuv).

72% de los alumnos más vulnerables no se informan sobre becas u otras opciones de financiamiento. Los beneficios de las instituciones privadas son los menos conocidos (Estudio Ceppe 2011).

Fuente: El Mercurio

Deja un comentario