ENCUENTRO DE DOS MUNDOS – Arauco

Esteban Arriagada es presidente del Consejo Público – Privado del Territorio de Arauco y, a la vez, preside la mesa de Turismo. Sostiene que el programa es un acierto, porque instala la discusión de los intereses territoriales desde el mismo territorio y no en Santiago. “Rescato mucho el trabajo que se ha hecho en la instancia público-privada, que no ha sido fácil. Lo más importante es que permite el desarrollo no solamente de los ejes productivos a través de los recursos públicos y de los aportes privados, sino que nos sienta a todos a conversar, a ponernos de acuerdo en temas que son realmente de interés para nosotros y de alguna manera señalados por nosotros”.

Este territorio, relata Arriagada, tiene una historia única en el país, porque en Arauco nació la chilenidad: “Aquí surgió todo, aquí fue el encuentro de los mundos hispano y mapuche desde el punto de vista histórico cultural, étnico; nosotros tenemos mucho que aportar. Lo que estamos buscando son, precisamente, los emprendimientos que se identifiquen con los atractivos de acá, en cualquiera de los ámbitos, y también como forma de fortalecer a los empresarios”.

La informalidad, agrega el dirigente, en la zona era una característica cultural hasta hace unos años; hoy la mayoría de los empresarios que participan en estos programas tienen como primera tarea formalizarse, para ser parte del sistema. Eso les ha permitido crecer e involucrar a quienes los rodean.

Hoy día tienen emprendimientos importantes en el lago Lleu-Lleu, territorio identificado como una zona de conflicto y que no lo es, según Arriagada. “Allí se han creado interesantes desarrollos turísticos. Es pésimo estigmatizar ese territorio y Lleu-Lleu ha dado muestra de una notable capacidad emprendedora y empresarial de su población, básicamente mapuche”.

Consolidar la democracia
Como gobernador de Arauco, Rodrigo Daroch ocupa la vicepresidencia del Consejo Público-Privado territorial. Desde allí, ha apoyado “esta nueva forma de gobernar, establecida como una mirada de desarrollo económico local endógeno del territorio, la cual se presenta como una de las formas de focalizar la inversión, en conjunto y complicidad entre el mundo público y el privado; esto le da un mayor enfoque territorial y una pertinencia descentralizada”, resume. Según Daroch, el gran valor del programa está en la participación ciudadana. “La ciudadanía, agrupada en las distintas formas sociales presentes en la provincia, puede definir cómo, en qué y cuándo determinar la pertinencia de una inversión pública en el territorio”.

Buena evaluación
Esteban Arriagada estima que el gobierno regional considera positivamente lo que se ha hecho en los distintos territorios, en el marco de este programa. “Hemos alcanzado un acercamiento con la autoridad del fomento productivo porque nuestro trabajo ha sido observado y bien valorado. Nos consideran en las decisiones importantes que nos afectan, y eso está muy bien”.

Deja un comentario