EL SOL NORTINO ES DIFERENTE

El sol del desierto en ocasiones tiende a presentarlo como un lugar árido, sin verde y con muy poca vida. Pero el sol del altiplano de la Región de Tarapacá es diferente. En el poblado de Huara, que en lengua Aymara significa estrella, ubicado entre las ciudades de Iquique y Arica, acoge una historia de esfuerzo y perseverancia de una mujer trabajadora, quien ha entregado todo por estas tierras y por lo que un día soñó.

Con tres hijos ya mayores, Ruth Vilca Vargas desde hace cuatro años trabaja en medio de la pampa del Tamarugal, en un negocio de comida que atiende especialmente para los mineros, además de todos aquellos turistas que visitan estas tierras.

Visitaba todos los días a su madre desde Jaiña, otro poblado en la precordillera de Chile. En sus viajes a Huara, donde su madre ya tenía un restaurante de comidas, se dio cuenta que el negocio no estaba surgiendo; no por lo poco rentable, sino porque la cultura gastronómica y turística del lejano poblado no lo hacía surgir; llegaban cientos de visitantes de diferentes partes del mundo y de Chile, pero utilizaban Huara sólo como un lugar de paso. “Ese simple hecho me incentivó a venirme desde Jaiña a Huara. Estaría más cerca de mi madre y, además, podría junto a ella impulsar el turismo en esta tierra tan querida para nosotras”. No cabe duda, es una emprendedora.

Ruth Vilca conoció hace cuatro años el programa Chile Emprende. “Fue lo mejor que me pudo haber pasado”, dice. Le han ayudado a comprender mejor la estructura organizacional de las empresas y guiado en cómo acceder a los proyectos y recursos.

Soñando futuro
Claudia Poveda, directora regional de Sernatur, afirma que territorios como Tamarugal Emprende, que involucra la totalidad de las comunas y empresarios de la recientemente creada provincia del Tamarugal, no tan sólo han encontrado un espacio de articulación y proyección de un futuro desarrollo y encadenamiento productivo, sino han logrado configurar en este programa un espacio para la construcción de su identidad y la proyección de sus demandas. “Esto nos ha hecho a los agentes públicos mirar desde el territorio,
a entender que en la cadena de valor del turismo, todos cuentan. Proyectar el desarrollo significa aunar voluntades, esfuerzos y trabajo, pero por sobre todo, construir sueños”.

Ampliando el Giro

Cuando Chile Emprende comenzó en Alto Hospicio, de inmediato Ruth Vilca se incorporó con ideas incipientes para mejorar su
restaurante. Hoy, el establecimiento está en un proceso de ampliación del giro hacia un circuito rural como empresa turística, con
pagina web, folletos y todo lo esencial para hacer de este segundo sueño una realidad.

Deja un comentario